La UE lleva a Brasil ante la OMC por discriminar fiscalmente a coches y otros productos comunitarios

Agencia Soynadie:

BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea ha decidido este jueves llevar a Brasil ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) alegando que aplica un régimen fiscal discriminatorio a coches y otros productos importados. Este régimen, según Bruselas, repercute negativamente en los exportadores comunitarios, cuyos productos se ven gravados con impuestos más elevados que los de sus competidores nacionales.

El régimen denunciado consiste en exenciones o reducciones selectivas de los impuestos aplicados a los productos nacionales, que de acuerdo con el Ejecutivo comunitario constituyen una ayuda ilegal a los exportadores brasileños. Así, en septiembre de 2011, el Gobierno brasileño aprobó un aumento del 30% de los impuestos sobre los vehículos de motor, junto con una exención para los coches y camiones fabricados en el país.

Este impuesto expiraba en diciembre de 2012 pero, en septiembre de ese año, fue sustituido por un régimen fiscal que para Bruselas es igualmente controvertido, denominado Innovar-Auto, que se aplicará otros 5 años. Al mismo tiempo, las autoridades brasileñas adoptaron medidas similares para otros productos, desde ordenadores y teléfonos inteligentes hasta semiconductores.

En virtud de otros programas similares, se aplican ventajas fiscales a los productos fabricados en determinadas zonas de Brasil, independientemente del sector. Las autoridades brasileñas han ampliado además las exenciones existentes para los exportadores nacionales, aumentando el número de beneficiarios potenciales.

La UE alega que las medidas, además de perjudicar a sus exportadores, restringen el comercio favoreciendo la localización de la producción y los suministros, y confieren ventajas a los exportadores brasileños. Las medidas también repercuten en los consumidores brasileños, que se ven afectados por precios más elevados, una oferta limitada y un acceso restringido a productos innovadores.

Bruselas ha planteado esta cuestión en conversaciones bilaterales con Brasilia y en los órganos de la OMC, sin resultados hasta la fecha. Por ello ha decidido solicitar formalmente consultas con el Gobierno de Brasil en el marco de la OMC. Si éstas no dan resultado en un plazo de sesenta días, la UE podría solicitar a la OMC un arbitraje que se pronuncie sobre la legalidad de las medidas aplicadas por Brasil.

La UE es el principal socio comercial de Brasil y representa el 20,8 % del total de sus intercambios comerciales. Por su parte, Brasil es un importante socio comercial de la UE: en 2012, el valor de las exportaciones totales de la UE a Brasil ascendió a más de 39.000 millones de euros, de los cuales casi 18.000 millones de euros correspondieron a maquinaria y equipos de transporte, incluidos vehículos de motor y piezas, así como productos electrónicos y componentes.

Las importaciones totales de bienes a Brasil han aumentado en los últimos años y, en 2012, alcanzaron los 191.000 millones de euros. Sin embargo, la relación entre importaciones y PIB (incluidos bienes y servicios) sigue siendo baja: el 14 % del PIB. Recientemente, se ha registrado un descenso de determinadas importaciones a Brasil; por ejemplo, la matriculación de vehículos importados disminuyó de 857.900 unidades en 2011 a 788.100 unidades en 2012 y a 581.700 unidades en el período de enero a octubre de 2013 (-11,4 % interanual), a pesar de que los vehículos importados de Argentina y México siguieron beneficiándose de exenciones fiscales especiales en virtud del programa Inovar-Auto

Fuente

The following two tabs change content below.
Soy periodista aficionado, publico las noticias que me interesan en Soynadie.com