@jiwert nuevamente intenta desviar los fondos #Erasmus hacia la caja B del @PPopular via BOE

Agencia Soynadie:

De nuevo otra vuelta de llave hacia la derecha en la cerradura, tratando de hacer poco ruido y esta vez de forma mucho más ambigua. El Ministerio de Educación ha publicado finalmente la supuesta ‘marcha atrás’ del ministro José Ignacio Wert: todos los alumnos erasmus del curso 2013-2014 tendrán la parte de beca que abona el ministerio. ¿Qué cantidad? No está claro cuánto dinero será. 

Esta última decisión ministerial se produce tras la polémica interna (y europea) que causó la decisión de Educación de conceder las ayudas sólo a quienes hubieran contado con una beca general del ministerio –lo que dejaba fuera a la mayoría de estudiantes del programa cuando ya estaban cursando en el extranjero– y que acabó en rectificación verbal del Gobierno y en la habilitación de una partida especial para cumplir con lo prometido. 

Así, en el apartado 4 del único artículo de la resolución del BOE del 14 de diciembre (y como añadido y remedo al ya conocido artículo 5 de la disposición del 29 de octubre, el que suscitó la polémica inicial), el ministro “dispone”, en el “procedimiento de concesión” de las ayudas, que:

“[...] con cargo al presupuesto del ejercicio 2014, se distribuirá una cantidad homogénea, mediante la oportuna resolución de concesión, cuya cuantía máxima podrá alcanzar hasta 100 euros por alumno y mes, en función del número de alumnos y de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, a los estudiantes seleccionados [...] para su participación en el programa de movilidad, que no hayan sido beneficiarios de la referida beca de carácter general del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte”.

Es decir, que aquellos alumnos beneficiarios de la beca Erasmus de este curso que no cuenten a su vez con la beca normal del ministerio, sólo percibirán, en el mejor de los casos, hasta 100 euros por mes de estancia, pues la cuantía final dependerá siempre del número de alumnos y de las disponibilidades presupuestarias (sin especificar en parte alguna).

¿Quiere esto decir que, cotejando el número total de alumnos y el presupuesto total disponible, el ministerio podría dar 30, 20, 5 euros a cada uno, si considera que son demasiados, o que las disponibilidades presupuestarias son escasas (o ambas cosas a la vez)? En tal caso, ¿cuál es el criterio para determinar tales variables?

Aunque eldiario.es ha trasladado estas dudas al Ministerio de Educación no ha obtenido respuesta. Sí insisten los portavoces ministeriales en que la beca es de 100 euros, sin entrar a la fórmula con la que se calcula, y que aún no se sabe cuántos serán los beneficiarios “porque muchos estudiantes solicitan la beca para el segundo cuatrimestre”.

Es cierto que el Gobierno ha ido ajustando cada año las ayudas a los erasmus pero también, que los miles de estudiantes que ya se encuentran en sus destinos desde el inicio del curso, y que no perciben la beca del MEC, sí contaban al trasladarse este año, en sus presupuestos particulares, con los 100 euros mínimos comprometidos hasta ese momento por el Ejecutivo (el año pasado se dieron entre 120 y 150 euros): la partida que el ministro Wert amagó con eliminar el pasado 29 de octubre.

La presión social, mediática y política hizo recular al ministro, que recibió amonestaciones incluso en el seno del PP. Wert rectificó, en teoría, y aseguró que el Ministerio de Hacienda habilitaría un fondo especial para compensar a los alumnos que ya estaban disfrutando de la beca en el país de destino. Pero, sin una ratificación en el BOE, esas intenciones podían quedarse en nada.

Por ello hubo de nuevo cierta alarma entre los erasmus cuando el pasado 6 de diciembre (Día de la Constitución) el ministerio anunciaba en el BOE la partida definitiva para este curso destinada a aquellos estudiantes desplazados que también hubieran sido becarios del MEC el año anterior: una cuantía “homogénea” de 233 euros al mes por alumno (un total de 14.307.947,50 euros de presupuesto). Nada se decía en dicha resolución sobre la situación final del resto de los erasmus.

La Universidad Pablo de Olavide de Sevilla fue uno de los centros que respondieron a la inquietud de estos últimos, con el siguiente comunicado:

“[...] Realizada la pertinente consulta por parte de las universidades, desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte nos hacen llegar la siguiente información:

“En el citado BOE del pasado 6 de diciembre, se ha publicado la resolución que se corresponde con la ayuda inicialmente prevista por el ministerio, que se concede a los alumnos erasmus españoles que hayan sido beneficiarios de una beca de las denominadas de carácter general durante el curso anterior. Respecto a la aportación adicional para el resto de alumnos erasmus, que fue reclamada por las universidades, el ministerio está trabajando en la Orden Ministerial en la que se contemplará la dotación correspondiente, que será con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2014. Se estima que se podrá publicar a lo largo del mes de enero”.

No se ha publicado en enero de 2014 sino a mediados de diciembre de 2013: cuando los becarios desplazados están ya haciendo las maletas para volver a casa por Navidad, y con un enunciado que, denuncian los estudiantes, podría comprometer los 900 euros totales (por los 9 meses de curso) con que cada afectado contaba al aceptar la beca.

Según Ana María, becaria erasmus en Bruselas, esta última jugada no hace sino confirmar que el Gobierno “puede reírse en nuestra cara cuando le dé la gana”. También con las prisas del viaje de vuelta a España, Ana María supone que, “como aún no se sabe cuántos alumnos recibirán definitivamente la beca de carácter general este curso, tampoco se puede saber el número exacto de beneficiarios finales de una cantidad y de la otra”; pero “está claro que los que más tenemos que perder somos los del grupo de no becarios, porque es más probable que aumente el número de estudiantes a este lado que al otro”.

“¿Piensan que con esto vamos a poder pasar los meses? ¿Sinceramente, qué están haciendo?”, se preguntaba un estudiante en uno de los foros de internet del grupo Erasmus de este curso. “Fíate del ministerio cuando dice que va a dar la misma ayuda que el año pasado, y encima se esperan a Navidad para decirlo porque saben que no se va a movilizar ni el tato”. “Hasta 100 euros puede ser cualquier cantidad, incluso un céntimo”, protesta otra alumna.

La Comisión Europea ha reiterado a eldiario.es lo que manifestó en noviembre el portavoz comunitario Olivier Billy: “ España ya decidió reducir el suplemento que añadía la beca europea de 30 a 15 millones de euros en 2012″, de lo cual “toman nota”. “Otros países como Bélgica o Francia”, señalan, “adoptaron medidas similares restringiendo” el complemento de la beca para aquellos alumnos “en mayor desventaja económica”. Sin embargo, “queremos subrayar que España debería haber anunciado esta medida antes del inicio de curso, y no ahora”.

Bruselas sostiene que, con el nuevo programa Erasmus+, la comisión aumentará un 40% su partida presupuestaria para esta beca, pasando de los actuales 111 euros mensuales de media europea por alumno a un mínimo de entre 150 y 250 euros, dependiendo del Estado miembro.

Fuente

The following two tabs change content below.
Soy periodista aficionado, publico las noticias que me interesan en Soynadie.com