Duran apuesta por el Estado confederal, pero… ¡necesitaría ser Estado antes!

Agencia Soynadie:

Duran y Unió apuestan por el Estado Confederal, aunque poca gente se aclara de lo que es. Se habla de Tercera vía pero son pocos las que la conocen. El mismo Mas ha sido el primero en denostarla “porque llevamos años con una tercera vía que no funciona”. Junqueras le ha acusado de vender humo. Duran presume de que los empresarios están con él, habla de moderación, pero en el fondo quiere que Catalunya sea un Estado independiente dentro de una Confederación. Algo que raramente funciona y que se basa en Tratados Internacionales más que en lo que decide un pueblo. Aun así, seguimos hablando de Confederación como si fuera una opción clara. Ni el PP ni el PSOE la quieren, tampoco Mas y Junqueras. No es de extrañar que Duran haya intentado hasta el último minuto salvar la cara. No hay que poner independencia en la pregunta. Estado sí. Y lo ha logrado, pero no el consenso. Duran lo que no quiere es el café para todos. Pero tampoco iza la bandera independista. Porque ¿Cómo sería un estado Confederal?

La traba : Los Estados Confederales han sido un fracaso y para llegar a ellos hay que ser un Estado soberano

La respuesta: Un Estado confederal puede unir las aspiraciones de Catalunya y los lazos afectivos con España, pero para confederarse antes hay que independizarse


El primer recuerdo de esta forma de Estado nos lleva a la Guerra de Secesión americana. El resultado fue una guerra civil. Estados Unidos optó por un estado federal, donde el Gobierno central tiene peso, pero los diferentes Estados influyen y mucho políticamente. El Congreso es la gran palanca para todo, y el presidente debe contar con él para casi todas sus decisiones. Cada gobernador tiene capacidad para crear leyes en su propio Estado. Pero no hablamos de Confederación en ningún caso. No estamos ante un Estado débil que solo tiene competencias en política exterior, moneda común y ejército. Los Estados Unidos de América, quería ser estados unidos.

Rusia también intentó un Estado Confederado tras la caída del muro. No funcionó. El peso de Rusia era excesivo, y los distintos territorios eran en exceso heterogéneos para poder convertirse en algo único. Por lo tanto, hablar de Confederación es hablar de fracaso. Duran no quiere la independencia. Cree que es un error. Pero no quiere dejar las cosas como están. Se agarra a la libertad de expresión, a la democracia, pero sabe que es poco pragmático andar por libre. Cree que su Tercera vía deja a un lado la secesión y la sumisión

Duran no comparte el mensaje absolutista de Mas sobre la consulta soberanista, la cual comparte en esencia, pero parece que no en las formas. El líder de Unió ha abierto la puerta a un tercera vía que pueda resolver el ‘problema catalán’. Esta vía planteada por Duran, que asegura debería plantearse a consulta, tiene cuatro objetivos: un pacto fiscal específico para Catalunya que incluya la gestión por parte de la Generalitat de las infraestructuras;competencia exclusiva para Catalunya en lengua, cultura y modelo educativo; presencia institucional de catalunya en los organismos internacionales; y apoyo para que se den las reformas necesarias para que Catalunya pueda cambiar su estatus donde se incluya también una reforma que incluya el derecho a decidir de los catalanes.

Francés de Carreras, experto en Derecho Internacional dejaba claro en un gran artículo en La Vanguardia que el Estado confederal era una tarea imposible. Los rasgos básicos de una confederación, expresados de forma muy sucinta, son los siguientes, señalaba. En primer lugar, su fundamento jurídico es un tratado internacional, dado que los sujetos que lo constituyen son Estados soberanos que siguen conservando su soberanía.

En segundo lugar, las instituciones de una confederación -normalmente una asamblea como órgano superior de la cual depende un órgano ejecutivo- están compuestas por delegados de los estados miembros que actúan a la manera de embajadores de estos y, por tanto, sometidos al mandato de sus gobiernos respectivos.

En tercer lugar, las normas y los actos políticos que emanan de la confederación obligan sólo a los estados, los cuales se encargan, en su caso, de que sean respetados por sus ciudadanos mediante el ordenamiento jurídico interno. Las relaciones jurídicas se establecen, por tanto, entre la confederación y los estados que la forman, no entre la confederación y los ciudadanos de cada uno de estos estados. ?En la confederación se regula el derecho de secesión de una parte, en un Estado federal no hay derecho de secesión porque la soberanía reside en un todo?, en el conjunto de los ciudadanos. Lograr un Estado es previo a Confederarse, algo que parece no acaban de decir claro nuestros políticos.

La traba: ¿Puede apostar Catalunya por la autodeterminación?

La respuesta: Duran dice que sí puede, pero sin correr y sabiendo que corre el riesgo de que quedar aislada, pero PP y PSOE ya han dicho que no

Unió defiende desde su fundación en 1931 el derecho a la autodeterminación de Cataluña y que aboga por una”España plurinacional, pluricultural y plurilingüística con un modelo confederal”. Pero para ello PP y PSOE deberían abrir las puertas a convertir a Catalunya en Estado, algo a lo que ninguno de los dos grandes partidos parece dispuesto. Duran dice que “el separatismo no nos da miedo si ésta fuera la única posibilidad -siempre que fuera viable-, de defender los derechos de la nación catalana”, concluía Duran.


La traba: Duran no quería una consulta sin consenso


La respuesta: Al final ha apoyado una consulta ambigua para salvar la cara… sin el apoyo del PSC, vital para su Tercera Vía

Duran ha demostrado más de una vez tener una imagen que no acaba de cuajarse en realidad. Gran parlamentario, su Tercera Vía es un quiero y no puedo. No tengo fuerza para enfrentarme a Mas ni para apoyar a Rajoy. En ese terreno de nadie es fácil apoyarse en el extremismo de los demás. pero ERC es claro: independencia. Y el PP, PSOE y afortunadamente tras ver las encuestas el PSC también: no queremos consulta sobre independencias encubiertas. Y así Duran acaba apoyando una consulta que incluye fecha cuando lo que quería era, al menos, el apoyo del PSC. Paso otras y otro disimulo más. Ahora se hablará mucho de libertad y democracia, pero Duran sabe que su Estado Confederal, además de quimera a lo largo de los tiempos, es tan difícil en la práctica como la independencia.

Fuente

The following two tabs change content below.
Soy periodista aficionado, publico las noticias que me interesan en Soynadie.com